mar 21

Publicidad en Google, consecuencias no queridas

 

YTubeEn YouTube propiedad de Google, se encuentran videos de todo tipo y naturaleza, algunos de ellos con contenido racista, contenido extremista y/o conceptos terroristas inclusive.

 

Una consecuencia no querida de dichas publicidades en Google a los efectos de posicionamiento y en YouTube surgió en un artítulo del diario The Times donde denunció que publicidad del mismo apareciá en algunos de los videos con la temática mencionada.  Debido a que parte de dicho valor de la publicidad va a parar a manos del propietario del video es una forma de financiar sin saberlo y sin quererlo la propagación de estas ideas.

 

La huida de marcas ante la polémica financiación continua creciendo, marcas como Volkswagen, Toyota y Tesco, que se sumaron este lunes 20/3 a las más de 250 que han suspendido su publicidad en este medio y en Google en general.

 

Heinz, L’Oréal, McDonald’s, ITV, Aviva, Marks & Spencer, Lloyds Bank, O2, RBS, BBC, Channel 4, el gobierno británico, HSBC, Royal Bank of Scotland, Audi, The Royal Mail, Domino’s Pizza, Sainsbury’s, Argos y Neutrogena entre otras.

 

Mientras muchas marcas han suspendido hasta nuevo aviso su publicidad, otras empresas como Sky, British Airways, Intercontinental Hotels, Microsoft , EY o el gigante publicitario Publicis revisa su relación con el gigante de internet, mientras los expertos creen que esto podría traer consecuencias a nivel mundial, si no se realizan los cambios necesarios de forma rápida, para elevar los parámetros de lo que se considera contenido extremistas en las políticas de anuncios que establece Google y YouTube

 

Google por su parte, se ha disculpado por no ser capaz de evitar que la publicidad contratada apareciese en este tipo de videos, con los que no quieren ser asociadas las marcas, y mucho menos como medios de financiamiento para los movimientos extremistas que van desde terroristas a homófobos o predicadores del odio, por citar algunos de los temas.

 

A pesar que desde Google explican que cuando un contenido es señalado por un usuario, se suele revisar en menos de 24 horas, The Times denunciaba que de los seis videos señalados como muy extremistas, ninguno fue retirado en ese tiempo a pesar de ser señalados, y cuatro de ellos solo desaparecieron, cuando el medio publicó la información.